5 hábitos para bajar de peso.

Correr por sí solo te ayudará pero si quieres ver resultados más rápidos y sobre todo, que hagan que mantengas la motivación, simplemente debes seguir estos hábitos.

1. No mezcles grasa con azúcar. Esas comidas copiosas con carne grasosa, empanizada o frita en combinación con un postre, no es lo mejor para lograr tu objetivo. Evita los picos de insulina en tu cuerpo y sobre todo, acrecentar la inflamación de células que lo único que harán es acumular más grasa.

2. No vivas solo de carbohidratos. Si crees que por ser corredora solo necesitas este grupo de alimentos para tener energía por siempre, estás equivocada. La proteína debe ser el 25% de tus calorías diarias. Esto repara tus músculos y los mantiene en buen estado, lo que te ayuda a quemar más calorías. También debes incluirla antes de correr, pero sobre todo, después de entrenar.

3. Haz crosstraining. Correr es un gran ejercicio cardiovascular que en promedio puede quemar entre 60-100 calorías por kilómetro. Pero si no haces sesiones de fuerza y elasticidad, tu cuerpo se acostumbrará a un tipo de ejercicio y se estancará. La fuerza es importante para mantener y crecer el músculo y permita la quema de grasa más rápido, mientras que la elasticidad te ayudará a remover la que está acumulada, que en este caso, te recomendamos hacer yoga.

4. Evita las dietas de moda. No te contagies por ellas, ya que si reduces de forma radical tu ingesta nutricional, también estarás comprometiendo tu rendimiento y salud. No es recomendable sobre todo si estás entrenando para competir o para carreras de larga distancia. Lo que necesitas como corredora es comer balanceado: 60% carbohidratos, 25% proteínas y 15% grasas.

5. Acepta tu genética y evita obsesionarte. Es importante que sepas que habrá mujeres que tienen un metabolismo más acelerado que el tuyo, pero lo que debes hacer, es evitar obsesionarte con el tema. Si quieres bajar de peso, no hay más que hacer mínimo una hora de ejercicio cardiovascular de 4-5 días semanales, comer balanceado, pero sobre todo, te recomendamos hacer sesiones de intervalos de menos de una hora 2 veces por semana y un entrenamiento a ritmo de carrera de 5k para que quemes grasa más rápido, sobre todo, después de entrenar.