Diferencias entre Diet y Light

Son términos que se utilizan indistintamente; lo diet se aplica para denominar alimentos con bajas calorías. Lo light se utiliza para denominar que un alimento es, por ejemplo, reducido en grasas, liviano en sodio, bajo en colesterol, entre otros. Al no existir una regulación que avale el  uso de cada término, la gente tiende a confundirlos.

¿QUÉ SIGNIFICA?

  • LIGHT: Significa que contiene al menos 50% menos de grasa o 50% menos de calorías proporcionadas por la grasa.
  • FAT-FREE: Menos de 0.5 gramos de la grasa total de la “referencia original”.
  • CALORIE-FREE: Menos de 5 calorías de la “referencia original”.
  • % FAT-FREE: Los productos que están marcados como__% libre de grasa, tienen que tener 3 o menos gramos de la grasa total de la “referencia original”
  • CHOLESTEROL-FREE: Menos de 2 miligramos de colesterol de la “referencia original” o 2 gramos o menos de grasa saturada de la “referencia original”.
  • SATURATED FAT-FREE: Menos de 0.5 gramos de grasa saturada de la “referencia original” y no más de 0.5 gramos de ácidos grasos.
  • LOW-FAT: 3 o menos gramos de grasa total de la “referencia original”.
  • LOW-CALORIE: No más de 40 calorías de la “referencia original” (excepto substitutos de azúcar).
  • LOW-CHOLESTEROL: 20 miligramos o menos de colesterol y 2 gramos o menos de grasa saturada de la “referencia original”.
  • LOW-SATURATED FAT: 1 gramo o menos de grasa saturada de la “referencia original” y no más de 15% de las calorías de grasa saturada.
  • REFERENCIA ORIGINAL: Es el producto que la industria toma como base para la comparación.

Su consumo excesivo puede generar problemas de salud debido a los aditivos que contienen. Llamamos aditivo a toda sustancia, principalmente obtenida en un laboratorio, que se utiliza durante el procesamiento de un producto alimenticio para darle determinado valor nutrimental o propiedad. Estos componentes químicos pueden ser saborizantes, endulzantes (edulcorantes), colorantes, emulsificantes (que permiten unir agua y aceite) y conservadores, principalmente. Algunos de los más utilizados son: sacarina, aspartame, conservadores de sodio (benzoato de sodio, ciclamato monosódico, glutamato monosódico), ácido benzoico, goma, ceras y almidón de maíz.

Los riesgos de estas sustancias se relacionan con la cantidad de aditivos empleados en el alimento, además de la frecuencia con que se consumen. Por ello, quienes los ingieren regularmente están más expuestos a sufrir efectos adversos en su salud que quien los toma de vez en cuando.

En ningún momento puede considerarse que la inclusión de alimentos light en la dieta permitirá bajar de peso pues, si bien es cierto que contienen en promedio 30% menos calorías, grasas, sodio y azúcares que los productos normales, una baja ingesta de estos componentes podría traducirse en hipertensión (presión arterial elevada), desórdenes gástricos o afecciones renales.

De esta forma, el riñón se sobrecarga cuando se abusa en el consumo de aditivos, ya que estas sustancias no son naturales; fueron creadas para dar mejor sabor, olor, color o consistencia, pero el organismo no puede procesarlas por completo porque no está capacitado para ello.

MITOS:

  • Sirven para perder peso: Falso. No todos estos productos son bajos en calorías y, por lo tanto, no todos están aceptados en una dieta con ese fin. Por ejemplo, aderezos o los chocolates así rotulados siguen siendo ricos en calorías aunque su aporte en grasas sea menor a los productos normales.
  • No tienen azúcar: Falso. Hay productos para diabéticos que no tienen azúcar, pero sí fructosa que es otro tipo de azúcar y, por lo tanto, su aporte calórico no es bajo. Si lo que buscamos es un producto bajo en calorías, hay que asegurarse -leyendo la etiqueta- que no contiene azúcar, ni sacarosa, ni fructosa, ni maltodextrina, que es otro tipo de azúcar.
  • No tienen Grasa: Falso. No todos los productos rotulados como light o diet tienen cero aporte de grasa. Para que efectivamente sean bajos en calorías, el aporte de grasa debe ser menor a 1 gramo por porción. Eso quiere decir que no existen aderezos, chocolates, ni cremas, ni margarinas auténticamente hipocalóricas.

En el caso de los sustitutos de azúcar, se ha comprobado que el azúcar es alimentadora del cáncer. Cortando el azúcar se corta con un importante suplemento alimenticio para el cáncer. Sustitutos del azúcar como NutraSweet, Equal, Spoonful, Sweet&Low, etc. están hechos con Aspartame y este es dañino. Un mejor substituto natural puede ser la miel de abeja, pero en una pequeña cantidad. La sal de mesa contiene químicos que la hacen de color blanco. Una mejor alternativa es la sal de mar y la vegetal.

Si además le añadimos que muchas veces la publicidad es engañosa y aprovecha a colocar leyendas en los alimentos para generar un mayor número de ventas, lo correcto es no dejarnos llevar por lo que dice la etiqueta frontal y nos tomemos unos minutos para revisar la etiqueta trasera que contiene la información nutrimental.

Christina Lima

Especialista en Medicina Integral, Alternativa y Rejuvenecimiento Amante de la nutrición Health Coach flacaforever #detoxph@medicalima 30997241 o 52114721