El enemigo silencioso

La cándida, el enemigo silencioso.

 

Hasta el día de hoy, todos los seremos humanos vivimos y coexistimos con el hongo cándida en nuestro cuerpo. Científicamente conocido como candida albicanis, es un hongo que genera una infección generalizada en el organismo y tiene diversas etapas de gestación en el cuerpo, éste es el causante de muchas enfermedades en el ser humano.

 

Personas que la padecen, la han desarrollado a causa de una mala alimentación y tienen síntomas a nivel mental como depresiones, flojera o pesadez, cansancio, antojo por azúcar y carbohidratos, ansiedad, preocupación, migraña, desórdenes alimenticios, falta de memoria, infecciones vaginales, asma, sinusitis e infecciones recurrentes en el oído.

 

Estas infecciones y en general, este hongo, causa un fuerte desbalance hormonal, causando en las mujeres problemas muy graves como infertilidad, síndrome pre menstrual, infecciones urinarias, resistencia a la insulina, entre otras.

 

Como pueden ver, este hongo es el gran causante de los problemas de salud actuales, y con nuestro estilo de vida y tipo de alimentación, estamos nutriéndolo y fortaleciéndolo.

 

Aunado a los problemas que mencioné, también este hongo es el encargado de reducir la producción de dopamina y serotonina en el cuerpo, causante de la gran tendencia actual a vivir deprimidos y sentir que la vida es plana o aburrida.

 

Si, como lo estás leyendo, nuestros hábitos alimenticios generan reacciones químicas en nuestro cuerpo, que hacen que ciertas hormonas dejen de funcionar correctamente y además, alimentan a este hongo.

 

Ahora ya sabemos que este hongo existe en nosotros, detona un sinúmero de enfermedades que nos están atacando día con día, pero entonces, ¿cuál es la solución? Llevar una alimentación alcalina y limpia.

 

Este hongo se alimenta de lo que comemos, principalmente de aquellos que son procesados, que contienen pesticidas, gluten, azúcar, grasas saturadas, alcohol, soya (que no sea fermentada), maíz, hongos y levaduras (sí, estamos hablando de la cerveza), cafeína y maíz.

 

Ante este panorama, mi recomendación es llevar una dieta 100% alcalina, acompañada de agua buena (hablé de ella en mi post anterior). Si tienes algunos síntomas o padeces ya alguna de estas enfermedades, te recomiendo lo siguiente:

 

  1. Consumir probioticos para fortalecer tu flora intestinal.
  2. Evitar aceites refinados.
  3. Que el 80% de tu alimentación sean vegetales.
  4. Evita el gluten.
  5. Evita el azúcar (incluyendo frutas altas en azúcar como el plátano o el agua de coco).
  6. Prefiere carbohidratos como la quinoa, el mijo o el amaranto.
  7. Consume alimentos fermentados.
  8. Consume enzimas digestivas.

 

Estos pequeños cambios harán que mejore considerablemente tu salud y que poco a poco vayas deshaciéndote de este hongo tan dañino para el cuerpo humano.

 

Siempre es importante que hagas todos estos cambios guiado por tu médico y tu Health Coach.

Brenda García Romero

Facebook: https://www.facebook.com/brendagarciahealthcoach?fref=nf

Twitter: https://twitter.com/bren_garci

Instagram: http://instagram.com/bren_garci/