Diabetes,una forma segura de morir ahogado en azúcar.

La diabetes es una condición que se caracteriza por exceso de orina, una sed persistente, pérdida de peso y una fatiga crónica que muchas veces se acompaña con un estado emocional de apatía. Además, se sabe que más del 90% de los diabéticos padecen de sobrepeso u obesidad. Como si esto fuera poco la diabetes es también la causa principal de las amputaciones, de la pérdida o daño a los riñones y de los ataques al corazón. El problema es que cada vez hay más y más personas con diabetes y la Asociación Americana de Diabetes estima que actualmente hay un 7.8% de la población de los Estados Unidos que padece de diabetes (diagnosticada) y otro 18% que padece la llamada prediabetes que en efecto quiere decir que son “futuros diabéticos”. Según el Censo de los Estados Unidos la población ya llegaba a unos 317 millones de habitantes para el 2009 y por lo tanto existen más de 81 millones de personas, o el 25.8% de la población, que o ya tiene diabetes o que está en vías de descubrírsele. En efecto 1 de cada 4 americanos se verá impactado por la diabetes tarde o temprano. ¡Es una epidemia y continúa en aumento!
Hay una cantidad ilimitada de teorías sobre las causas de la diabetes. Los científicos e investigadores médicos, que en realidad no saben que la causa, siempre terminan por echarle la culpa a los genes y al “factor hereditario”. Los nutricionistas culpan al azúcar. Los naturistas a los químicos y preservativos. La realidad es que nadie sabe que causa esta condición y la gran mayoría tampoco sabe cómo controlarla sin medicamentos lo cual es muy conveniente para las farmacéuticas que se benefician vendiendo sus medicamentos. Los diabéticos son la parte de la población que más enfermedades padece (alta presión, altos triglicéridos, alto colesterol, depresión, pérdida de la potencia sexual en los hombres, etc., etc.).
Si nos fijamos en el hecho de que más del 90% de los diabéticos padecen de sobrepeso y en el hecho comprobado que al bajar de peso también se regulan los niveles de glucosa de la sangre y se controla la diabetes podríamos ver que en realidad la diabetes tiene mucho que ver la nutrición y con el metabolismo del cuerpo humano.
En los últimos 12 años he tenido la oportunidad de ayudar a más de 25,000 personas a bajar de peso. Unos 7,500 de ellos eran diabéticos. Observé que al bajar de peso ocurrían milagros como: diabéticos que ya no necesitaban inyectarse insulina, diabéticos que tenían que reducir o eliminar sus medicamentos para la diabetes (con la ayuda de sus médicos), hombres diabéticos que estaban impotentes y a quienes les había regresado la potencia sexual y diabéticos que tenían llagas o heridas que no sanaban y que ahora ya les habían cicatrizado. O sea, ¡puros milagros!
En los tiempos antiguos en los países como la India a los diabéticos se les detectaba la diabetes pidiéndoles que orinaran en la tierra y observando si las hormigas se veían atraídas por la azúcar de la orina de un diabético. La diabetes por definición es un problema del cuerpo en el cual la azúcar de la sangre llamada “glucosa” se acumula en exceso y es precisamente esa misma azúcar la que destruye el cuerpo de la persona con diabetes. Todas las azucares se fermentan cuando están en ambientes húmedos y calientes (como el cuerpo humano). La persona con diabetes tiene dentro de su cuerpo lo que sería equivalente a un alambique (“still”) que produce ácidos y alcohol (moonshine) debido al exceso de azúcar (glucosa) que flota en la sangre. Los ácidos y el alcohol que se producen en su cuerpo debido al exceso de azúcar en la sangre le destruyen poco a poco el cuerpo. Como los ácidos destruyen el oxígeno del cuerpo las células se ahogan en azúcar y ácidos lo cual les causa la muerte por falta de oxígeno. En fin, la azúcar mata al diabético.

Mi experiencia con miles de diabéticos ha sido que la diabetes es simplemente una inhabilidad del cuerpo para procesar los carbohidratos refinados. En otras palabras, el cuerpo de un diabético tiene serios problemas cuando se le alimenta con pan, harina, dulces, chocolates, arroz, papas, frutas dulces, etc. Si el diabético comete el error de comer frutas tropicales que son demasiado dulces como pasas, mango, guineo (banana) también tendrá problemas. En principio he visto en miles de casos que si se concentran en consumir carbohidratos naturales (vegetales y ensaladas) combinados con carnes (pollo, pavo, res y mariscos) y acompaña esto con un consumo abundante de agua (no refrescos de dieta) ven una mejoría increíble en su diabetes. Inclusive hemos documentado cientos de casos de diabéticos que al aplicar la Dieta 3×1™ que recomendamos pudieron, con la ayuda de su médico, eliminar totalmente la necesidad de inyectarse insulina. Otros tuvieron que reducir o eliminar sus medicamentos para la diabetes al aplicar esta dieta.
En el libro El Poder del Metabolismo se explica la Dieta 3×1™ y el “estilo de vida” que han resultado ser de ayuda para los diabéticos y para aquellas personas que necesitan bajar de peso. Para más información entra a RelaxSlim e infórmate. Cuando se combina una dieta fácil de hacer como la Dieta 3×1™ que te permite “comer de todo”, con suficiente uso de agua, los resultados no se hacen esperar. La persona baja de peso y controla su diabetes.
Frank Suárez
Especialista en Obesidad y Metabolismo