La dieta macrobiótica…

La dieta macrobiótica moderna surge aproximadamente a principio del siglo pasado con su principal promotor, George Oshawa. Oshawa combinó teorías de la filosofía oriental tanto en medicina como en alimentación, para generar una tendencia alimenticia.

Esta dieta, es una versión modificada del antiguo concepto del yin y el yang, que consiste en generar un balance entre dos polos opuestos. Se trata de mezclar correctamente alimentos yang (sal de mar, miso, huevo, queso, etc) con alimentos yin (azúcar, café, miel, aceite, frutas tropicales, alimentos de hojas verdes, etc).

La filosofía central de esta dieta se remonta a su traducción literal: gran vida. Su filosofía está basada en alimentarse sólo de comida natural, en balance entre el yin y el yang.

Los alimentos que se utilizan durante la dieta macrobiótica son vegetales frescos, granos y semillas, algas marinas y pescado. Los alimentos que se restringen son lácteos, carne, huevos, azúcar refinada y sus derivados, chocolate, frutas tropicales, café, chile o picante.

Un ejemplo de un día en la dieta macrobiótica sería:

 

DESAYUNO:

Un plato de arroz integral salteado con hongos shiitake

 

COMIDA:

Vegetales como brócoli, zanahoria, coliflor y jengibre, salteados con un poco de tamari y frijoles.

 

SNACK:

Pudín de trigo sarraceno dulce.

 

CENA:

Noodles de arroz integreal con vegetales y miso.

 

Recuerda que sólo tu conoces a tu cuerpo, no hay ninguna dieta ni estrategia que funcione mejor más que escucharte y ser conciente de tu alimentación.

Lo que comes se convierte en tus células, sangre, vísceras, órganos, sistemas, pensamientos y emociones. Comer en consciencia contigo y con tu entorno para senirte y verte mejor.

 

Brenda García Romero