¿Qué si y qué no de los suplementos alimenticios? Guía para suplementarte de acuerdo a tus necesidades.

Por todos lados leemos sobre suplementos alimenticios: tiendas especialistas en nutrición y deporte te ofrecen de todo para que tu salud mejore. Pero en realidad, ¿qué de todo eso te sirve? ¿qué es lo que tu cuerpo realmente necesita?

Con toda esta confusión, debes en primer lugar saber que los suplementos alimenticios son justamente aquellos que nos ayudan a corregir ciertas deficiencias nutricionales que nuestro cuerpo no alcanza a cubrir con la dieta diaria.

Estas deficiencias normalmente se derivan por una mala alimentación y malos hábitos. Inclusive, también es originada por una mala combinación de alimentos o no alimentarse de acuerdo a tus necesidades. Seguir dietas que no están 100% personalizadas para ti es otro de los factores que te pueden llevar a estar mal alimentado o nutrido.

Cada persona es diferente, por ejemplo, si eres de aquellas personas que viven bajo presión o estrés, y además consumes café en exceso, es probable que tus glándulas adrenales estén saturadas y por ende necesites alguna suplementación para no generar ninguna enfermedad autoinmune.

Independientemente de la personalización de tu dieta, suplementación y hábitos de salud, hay algunos suplementos que se pueden recomendar a todas las personas para mejorar su salud, aquí te menciono algunos:

1. Magnesio: Es uno de los minerales que más necesitamos para un mejor funcionamiento de tu absorción de nutrientes y además está relacionado a más de trescientas funciones corporales, como lo menciona el Dr. Junger.

2. Probióticos: Ya en muchas ocasiones he hablado de la importancia de incluir dentro de tus hábitos saludables el incluir estas bacterias benéficas para tu salud. Funcionan porqué te ayudan a construir un intestino fuerte, que absorba mejor los nutrientes que le damos al cuerpo y fortalecer tu sistema inmunológico.

3. Omega 3: Existen dos tipos, de algas para veganos o vegetarianos, o de pescado. Cualquiera que sea tu elección te ayudará a tener salud cardiovascular, quema efectiva de grasa y reducir la inflamación celular.

Finalmente, ¿cuánto debemos tomar? No existen reglas predeterminadas para tomarlos, ni en cuanto al tiempo. Mi recomendación es tomarlos por 3 meses y suspender un mes para descansar.

Brenda García Romero