¿Qué son los OGM y porqué debemos evitarlos en nuestra alimentación?

Organismos Genéticamente Modificados (OGM) o por sus siglas en inglés GMO, es algo que hemos escuchado mucho últimamente y que por todos lados nos dicen que es algo que debemos evitar en nuestra alimentación.

El dilema aquí es la forma en la funciona este sistema. Un Organismo genéticamente modificado es aquel alimento que fue generado genéticamente por un humano que modificó su ADN de forma artificial para potenciar alguna característica en específico, por ejemplo, una manzana de mayor tamaño, o que esa misma manzana crezca más rápido…

Grandes compañías agroindustriales utilizan esta tecnología para mejorar la producción y cosecha de los alimentos, es decir, que el proceso sea mucho más rápido. En vez de tardar meses en crecer, con este sistema en poco tiempo tienes la cosecha del alimento que desees.

El cuerpo humano no está diseñado para digerir alimentos genéticamente modificados, y esto genera una serie de problemas severos a nivel gástrico.

Otro gran problema de los alimentos que consumimos hoy en día, es que están llenos de pesticidas que alteran su contenido enzimático y biológico.

Como ya he platicado con anterioridad, las enzimas de los alimentos controlan todos los procesos metabólicos del organismo, por lo que si estamos ingiriendo alimentos genéticamente modificados y con pesticidas, queda claro que hay una ingesta pobre de nutrientes por lo que envejeceremos prematuramente, desarrollaremos algunas enfermedades y tendremos problemas digestivos.

Alimentos genéticamente modificados y con pesticidas merman los micronutrientes (vitaminas y minerales) que conducirán a problemas digestivos severos y enfermedades mayores.

¿Cómo podemos evitar esto?

Consumiendo más alimentos orgánicos, no porque estén de moda, sino porque tienen más contenido nutricional que los otros. Evita todo aquello que venga congelado, etiquetado o procesado previamente.

Es muy fácil ver cuando algún alimento está genéticamente modificado. Su apariencia es casi perfecta y tienen una capa de cera alrededor. Evítalos al 100%.

Evita la soya y el maíz comunes, son los alimentos que mayormente tratados genéticamente y con alto índice de pesticidas.

Frutas como el plátano, fresas, manzana y papaya, también es preferible consumirlas orgánicas.

Recuerda que no hay necesidad de llevar nada al extremo, sino simplemente saber hacer las elecciones correctas en cuanto a nuestros alimentos se refiere.

Cualquier duda o asesoría, contáctame en mis redes sociales:
Instagram: bren_garci
Twitter: @bren_garci
Facebook: Brenda García Health Coach