5 razones para comer granos enteros

¿Sabías que los granos enteros son aquellas semillas de granos que conservan las tres partes que los componen: el salvado, el endospermo y el germen? Estamos hablando del trigo, maíz, centeno, arroz o la cebada, entre otros, los cuales favorecen la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas, mantienen el peso corporal y previenen la Diabetes tipo 2, además, son fuente de minerales, fibra, micronutrientes, carbohidratos complejos entre otros atributos para la salud.

Por eso y según el Dr. David Katz, fundador de The Glimmer Iniciative y director del Centro de investigación de Prevención de la Universidad de Yale (EEUU), además de ser el presidente del American College of Lifestyle Medicine, nos comparte las 5 razones para comer granos enteros y cómo nos ayudan a tener una vida saludable.

1. Son una fuente excelente de fibra. La mayoría de nosotros consumimos poca fibra, soluble e insoluble, sin embargo, posee grandes beneficios para la salud. La baja ingesta puede generar una deficiencia que contribuye al riesgo de sufrir estreñimiento, diverticulosis o diabetes.

2. Proporcionan una variedad de micronutrientes valiosos. Poseen una rica variedad de vitaminas del grupo B y de minerales. Muchos contienen compuestos antioxidantes y algunos ofrecen nuevos antioxidantes que no se encuentran en otros alimentos.

3. Son una fuente importante de proteínas. Algunos aportan más que otros, pero en general, los aminoácidos que aportan son complementarios a los de otros alimentos vegetales, como frijoles y legumbres. Sirven como una alternativa a la carne.

4. Mejoran los efectos glucémicos de otros alimentos. Hay investigaciones que muestran que tanto las dietas bajas en carbohidratos como altas pueden resultar en una carga glucémica comparativamente baja. Hay dietas con un alto contenido de carbohidratos de bajo índice glucémico (de origen vegetal), que tienen efectos positivos para disminuir el riesgo de enfermedades crónicas. Otros estudios muestran que un alto consumo de fibra de granos de cereal en una comida puede disminuir las respuestas glucémicas de las comidas que se ingieran más tarde.

5. Las poblaciones más saludables comen granos enteros. Son un ingrediente de larga tradición en todas las dietas “Zona Azul”, como la dieta mediterránea, las asiáticas y las dietas vegetarianas.

Para aprovechar todos los beneficios que aportan, se pueden consumir en su estado natural, como también triturarlos, partirlos o molerlos para convertirlos en harina, galletas y otros alimentos.  Eso sí, el producto final debe contener la misma composición nutrimental del grano original. Así que la próxima vez que te encuentres frente a un producto como el pan de caja o pasta, fíjate que esté hecho de granos enteros, hará más completo y nutritivo su consumo.