Beneficios de la leche de almendras

La leche de almendras tiene la misma consistencia que la leche de vaca, pero no tiene gluten, ni lactosa ni colesterol, y es rica en vitaminas y mineralesBeneficios de la leche de almendras

La leche de almendras es uno de los mejores alimentos para perder peso. Además, no tiene lactosa y es rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio. Por su bajo contenido de colesterol, su delicioso sabor a frutos secos y alto contenido de vitaminas, es el sustituto ideal de la leche de vaca e, incluso, posee menos calorías que la leche de soya.

Las propiedades de la leche de almendras
Una de las características principales de la leche de almendras es que no posee gluten, lactosa, ni colesterol. Sin embargo, tiene la misma consistencia que la leche de vaca, por lo que se puede utilizar de la misma forma.

Junto a esto, tiene un alto contenido de vitamina E, el cual es un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer y a retrasar los procesos de envejecimiento. También, provee de vitaminas D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.

La leche de almendras comparte algunas propiedades con la leche de soya, pero tiene un contenido calórico aún más bajo. En comparación: una taza de leche de vaca entera tiene 140 calorías, una de leche de arroz 120 calorías, la leche de soya 80 calorías y la leche de almendras 40 calorías. Si no se le agrega azúcar a la leche de almendras el contenido calórico es de 30 por taza.

Finalmente, tiene un alto nivel de fibra natural soluble e insoluble. De esta manera, protege la pared del intestino favoreciendo al colon, ayuda a regular la absorción de los azúcares y controla los niveles de colesterol.

Las 8 formas en la que mejora tu salud

Muchas personas pueden beneficiarse de las propiedades de la leche de almendras. Quienes desean perder peso, regular su colesterol o las personas que padecen gastritis, pueden incluirla en su dieta diaria. A continuación, están las ocho formas en las que la ingesta de leche de almendras puede beneficiar la salud:

– Su bajo contenido calórico la hace ideal para todas las personas que deseen perder peso. Simplemente sustituir la leche de vaca por la leche de almendras en la dieta diaria puede tener resultados muy eficaces en la reducción de peso. Además, es fácil de incluir en la dieta por su similitud en aspecto y propiedades organolépticas con la leche de vaca.
– Consumir leche de almendras ayuda a las personas con niveles altos de colesterol y triglicéridos. Mejora los niveles del colesterol bueno (HDL) y reduce los niveles de colesterol malo (LDL). En comparación, reduce los niveles de colesterol el doble que el consumo de aceite de oliva. Además, fortalece el corazón.
– Favorece la absorción de azúcares y grasas de los intestinos.
– La leche de almendras es fácil de digerir y es recomendable para todos los intolerables a la lactosa debido a que ayuda a hacer la digestión lo menos pesada posible.
– Es recomendable para tratar las diarreas y los vómitos, ya que éstos reducen los niveles de potasio. La leche de almendras, al tener un alto nivel de potasio, ayuda a recuperar el mineral perdido por enfermedades.
– La fibra de la leche de almendras protege la pared de los intestinos.
– En numerosos casos, las personas que padecen de gastritis o problemas gastrointestinales cambian su dieta y agregan leche de almendras porque regula sus funciones.
– La vitamina B2 presente en la leche de almendras ayuda a que las uñas y el pelo se fortalezcan y que la piel tenga una mejor hidratación.

La clave para una buena leche de almendras es su color blanco y su textura muy similar al de la leche de vaca. Se le puede agregar al cereal y el café, tomar sola o, incluso, puedes utilizarla como ingrediente para algunas recetas muy nutritivas y deliciosas.

(Puedes conseguir la leche de almendra en nuestras tres sucursales Elixir Juice House)

Fuente: http://mejorconsalud.com