Cinco consejos para empezar a comer limpio.

Actualmente hay toda una tendencia de blogs y por todas las redes sociales nos topamos con muchísima información sobre qué comer y qué no, qué hacer y qué no, que llegamos al punto en el que no sabemos ni por donde empezar.

Empecemos por comprender qué es comer limpio, esta es toda una tendencia que nos invita a alejarnos de toda la comida chatarra, empaquetada, enlatada o con ingredientes que no sabemos pronunciar, en resumen, es toda esa comida que no es natural.

Este tipo de alimentación se basa en comida natural y fresca, grasas naturales y proteínas magras. Pero, ¿por dónde empezamos?

Es por eso que hoy quiero darles cinco consejos para comenzar a comer limpio:

1. No saltarse el desayuno. El desayuno es igual de importante que el resto de los alimentos, pero es fundamental realizarlo porque es el que nos dará la energía necesaria para comenzar el día y evitará los antojos arrebatados durante el transcurso del día. Si desayunamos bien, controlaremos los niveles de insulina en la sangre y evitaremos los famosos cravings por comida chatarra.

2. Come las porciones adecuadas y no picotees entre comidas. Una cosa es el snack y otra cosa que nos la pasemos comiendo lo que se nos antoja, aunque sean porciones pequeñas. Debes acostumbrar a tu cuerpo a comer en ciertos horarios y en porciones moderadas, nada de atascarse.

3. Tomar suficiente agua. Muchas veces nuestro cuerpo confunde la sed con el hambre, en la medida que estemos hidratadas evitaremos comer por ansiedad. Además, el tomar suficiente agua ayuda, entre otras cosas, a mejorar tu digestión y eliminar toxinas de tu cuerpo.

4. Evitar azúcar y harinas blancas, comidas procesadas con químicos, conservadores, refrescos, jugos envasados, y disminuir la ingesta de alcohol. Prefiere siempre alimentos vivos y de preferencia consúmelos crudos, recuerda que la mayoría de los nutrientes se ingieren cuando aún están vivos.

5. Evita la sal de mesa. Es nuestra enemiga, no nada más te hincha y te hace retener líquidos, también está compuesta por fluor que además afecta las funciones cerebrales. Prefiere siempre sal de mar o sal del Himalaya, afortunadamente ya la podemos encontrar en todos los supermercados y está al alcance de todos. Aún con esta sal, debemos de consumirla con moderación por su contenido de sodio.

Con un paso hacia el mundo saludable que hagas a la semana, verás que en menos de lo que esperas ya serás toda una healthy girl.

Si tienes dudas, contáctame en mis redes sociales.