Piel perfecta: exfolia tu piel con esta técnica ayurvédica

La piel es el órgano más grande de todo el cuerpo, además de ser el órgano que nos protege del medio ambiente y todo el daño que hay e el exterior. La contaminación, la mala alimentación, no hacer ejercicio, llenan de impurezas nuestra piel y le impiden respirar.

Mucho se ha hablado ya de los famosos detox, que se realizan a nivel interno de nuestros órganos y sangre, ¿pero que hay de nuestra piel?

Es súper importante mantenerla limpia y sobre todo libre de toxinas, porque éstas pueden penetrar en nuestro cuerpo a través de la piel. Podemos hacer un detox pero el daño del medio ambiente nos sigue afectando por no desintoxicar la piel también.

Es por eso que el día de hoy les quiero mostrar cómo hacer una exfoliación de la piel muy fácil que tiene su origen en la tradición ayurvédica. Este tratamiento ya se hacía en la India desde tiempos antiguos como ritual de sanación y purificación.

Aquí van los pasos para que realices en tu casa esta exfoliación:

1. Pon música relajante, procura que este espacio sea para ti y para consentirte.

2. Elige una toalla limpia y nueva para realizar tu tratamiento.

3. En agua caliente, pon unas gotas de esencia de lavanda o de romero.

4. Sumerge la toalla en el agua, y exprímela bien. Sólo tiene que estar húmeda. Si quieres hacerlo en la cara separa una toalla facial y sumérgela en el agua caliente.

5. Con la piel limpia, frota tu cuerpo con la toalla en contrasentido de la circulación sanguínea, es decir de abajo hacia arriba comenzando por las piernas. Termina con el rostro frotando la toalla facial.

6. En el abdomen, deja la toalla tibia sin frotar por unos minutos, esto ayudara a desinflamar el intestino y ayudará a mejorar la digestión.

Esta técnica es buenísima para limpiar la piel pero también para desinflamar los músculos y para combatir infecciones cutáneas.

Ojalá lo hagan en su casa y me cuentan cómo les fue.