ALIMENTOS DULCES PARA CORRER 21 Y 42K

Para tener la energía suficiente para correr 21 y 42k, es importante cuidar la alimentación. No es malo tener hambre de forma constante, de hecho, eso es un buen indicio de que tienes un metabolismo acelerado pero lo que importa, es qué te llevas a la boca. No es lo mismo consumir azúcar natural que procesada. De esto depende tu rendimiento, el que tengas el peso adecuado y que además, tu sistema inmunológico esté más protegido.

Te dejamos la lista de estos alimentos dulces que no deben faltar en tu alacena si corres largas distancias.

Cacao. Su ingesta después de correr te ayuda a la reparación del tejido muscular y a la recuperación de glucógeno, además de desarrollar fuerza. Un licuado que contenga proteína vegetal, una fruta y un cereal es lo mejor para los siguientes 30 minutos después de entrenar.

Dátiles. Una gran opción de azúcar natural. Te ayudan a ganar energía muscular para carreras de larga distancia y además, contienen vitamina A y B y minerales como potasio y magnesio para un buen funcionamiento nervioso y  muscular durante el esfuerzo físico.

Agua de coco. Es una gran fuente natural de electrolitos como sodio, potasio, magnesio, fósforo y calcio, además de fortalecer el sistema inmunológico. Al ser una gran opción de rehidratación, te recomendamos beberla al terminar tus entrenamientos para estar lista para los que siguen.

Miel de agave. Es baja en calorías y una gran opción para añadir azúcar a tus licuados, hot cakes y cereales. Aumenta la absorción de electrolitos y fortalece tu sistema inmunológico ya que contiene vitamina A, B, B2 y C, por lo que es indispensable que la consumas a diario.

Leche de almendra. Provee de vitaminas D y A, proteínas, omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio. ¿Algo más? Además, es un buen sustituto de la leche de vaca porque no contiene grasa ni causa alergias.

Crema de cacao y avellanas. La mejor opción para consumir antes de correr. Será un shot de energía porque contiene carbohidratos, proteínas, sodio, calcio hierro y vitaminas A , C , B3 y B12. Si la puedes preparar tu misma, es mejor.

Yogurt sin lácteos. Una gran fuente de proteína, sin grasa y con probióticos para mejorar tu salud intestinal. Busca la opción hecha con leche de coco o almendra.

Cereal casero. La mezcla de avena, coco, chía, linaza, almendras y nueces con un poco de miel y yogurt sin lactosa será una excelente opción para antes de entrenar. Tienes vitaminas, minerales, carbohidratos y proteínas en un solo plato y sin azúcar ni grasa añadida.